Pintura Acuarela con técnica de velo



Los colores nos revelan el mundo del espíritu y la pintura acuarela con técnica de velo permite manifestar esos colores.

Este tipo de pintura nos presenta diferente capas o velos de pintura en la que toda persona al ver una obra de estas características, puede experimentar más de un nivel de ver. Algunas percepciones de lo más profundo del interior se revelan a través de la elección de ciertos colores y las energías de esos colores y de esas formas. La realidad despierta, saca su fuerza del reino de la conciencia universal.

La acuarela nos permite trabajar el color de tal manera que este trabajo se convierta en un proceso de despertar produciéndose un misterioso proceso de transformación que es la creación de un espacio sagrado a través de la cualidad meditativa de la acuarela.

A través del método de Collot d'Herbois con la técnica de velo de la pintura, la conciencia y la voluntad son unidos por las decisiones tomadas en el espacio del corazón, por lo tanto la curación y la transformación del alma se llevan a cabo durante este proceso terapeútico.

Cuando uno se coloca frente a una obra y la contempla, la voluntad dirigida a través del espacio del corazón penetra y eleva al artista a la sensación de dominio. Las sustancias se dinamizan en un proceso rítmico. Como la sustancia se armoniza a través de este proceso de conexión con los seres arquetípicos del mundo espiritual, se crea un momento especial cuando las expresiones sagradas se ponen de manifiesto.

En nuestros tiempos, donde los ritmos son caóticos, prácticar este tipo de técnica nos permite hacer una pausa en un mundo para conectarnos mejor. La capacidad de los seres humanos para conectarse parece estar disminuyendo a medida que confían en la tecnología para sustituir a los esfuerzos humanos.

Para las personas atrapadas en procesos de adicción, la pintura acuarela de velo tiene implicaciones prácticas y de gran alcance para la recuperación y proceso de curación. Permite que uno vuelva a conectarse con los ritmos de la vida creativa.

Para las personas que están en el proceso de recuperación deberán mantener un ritmo suave paso a paso, día a día y es, en la pintura de velo, donde se aplica esta realidad a partir de la teoría a la que sólo se puede aplicar un velo de color ... y luego "ponerlo a dormir" en el lienzo antes de comenzar un día más para la aplicación de otro velo. Algo de la sustancia comienza a formarse en el lienzo cuando aceptamos este ritmo. Tenemos la experiencia de paz en el abrazo de "la fuerza creativa" que nos permite sanar y recuperarnos, día a día, velo por velo, contemplamos un paisaje diferente de la vida.

Sem comentários:

Enviar um comentário